“STALKING JACK THE RIPPER”

51nTreUEtgL._SX331_BO1,204,203,200_.jpgTítulo: Stalking Jack the Ripper (No disponible en español).
Autora: Kerri Maniscalco.
Número de páginas: 326.
Publicación original: Septiembre de 2016
Fuente: Comprado.
Puntuación: 4’5 / 5

Sinopsis:

Mató a mujeres a sangre fría.

Aterrorizó a una ciudad entera.

Se burló de aquellos de nosotros que lo perseguíamos.

Pero a pesar de todo estos horrores, al final no podía negarlo…

YO ERA LA CHICA QUE AMABA A JACK EL DESTRIPADOR.

¡¡LA RESEÑA PUEDE CONTENER SPOILERS, PERO SE AVISARÁN!!

Wow… simplemente puedo decir eso. No tenéis ni la más remota idea de lo mucho que me ha gustado este libro.

Para ser justos tengo que reconocer que compré este libro poco después de que se publicara pero, por alguna extraña razón, no conseguía introducirme bien en la historia. La culpa no era ni de la trama, ni de la historia, ni de los personajes… no, la culpa era exclusivamente mía, ya que no lograba concentrarme en el libro. En parte es normal, ya que una novela de este estilo (llena de misterio y detalles que no debes pasar por alto) no es algo que se lea a la ligera, y para mí no era el momento adecuado de leer ese libro.

Volví a retomar la lectura unos meses más tarde y volvió a pasarme algo similar (esta vez la culpa fue de los exámenes de la universidad), así que volví a aparcarla. Sé lo que debéis de estar pensando: “¿Aparcas una lectura dos veces y no la das por perdida?” Pues no. En otras ocasiones sí he pensado que un libro no estaba hecho para mí, pero con “Stalking Jack the Ripper” sabía que el problema era mío, no de la historia y estaba segurísima de que, en cuanto consiguiera introducirme en la historia, la disfrutaría al máximo… y así ha sido.

La trama es maravillosa: el Londres victoriano, Jack el destripador, buena narración… una maravilla, en serio. Pero claro, nada de esto hubiera tenido mayor trascendencia si los personajes hubieran sido malos, ¡pero nada más lejos de la realidad!

-Audrey Rose Wardsworth.

Nuestra protagonista. Una joven feminista que se rebela contra las normas que le impone la sociedad de su época. No sabéis lo muchísimo que me ha encantado Audrey (de hecho, se ha convertido en una de mis protagonistas preferidas), ya no es sólo por el hecho de tener frases tan maravillosas como:

“¿Ser tan capaz como un hombre? ¡Por favor, no me tenga en tan baja estima, señor!”

O:

“Estaba decidida a ser bella y fiera”.

No, aparte de estas frases tan llamativas teniendo en cuenta que las pronuncia una chica de pleno siglo XIX, Audrey es un personaje REAL. Estoy cansada de leer personajes que intentan ser perfectos y buenos, estoy harta de esos personajes que intentan justificar todo lo que hacen o que se presentan como víctimas. Audrey no es así. Hay momentos en los que tiene pensamientos que pueden ser egoístas, y ella misma lo reconoce, pero no se intenta justificar porque, al igual que es consciente de que puede parecer egoísta lo que piensa, también lo es de que es humana y de que NO es perfecta.

El siguiente párrafo contiene spoilers:

Por ejemplo, cuando su tío está encerrado por las autoridades porque sospechan que pueda ser Jack el destripador, dos nuevos asesinatos tienen lugar y Audrey, durante un breve momento, se alegra porque sabe que eso servirá para limpiar el nombre de su tío y lo pondrán en libertad. Ella es consciente de que ese pensamiento está mal pero, como cualquier persona normal, mira por el bienestar de su tío. Este hecho también la lleva a pensar que quiere que su tío quede libre porque lo necesita para seguir investigando. ¿Significa esto que sólo lo quiere por lo que tiene que ofrecerle? ¡Claro que no! Ella adora a su tío pero, pensando egoístamente durante un momento, él tiene más experiencia que ella y Audrey se siente perdida en el caso. Vuelvo a repetir, no son pensamientos que ella tenga durante toda la historia o que se aferre a ellos, simplemente son breves momentos en los que, como cualquier persona REAL, tiene pensamientos un poco egoístas.

-Thomas Cresswell.

Os presento a mi nuevo crush literario. O sea, amo a Thomas. ¿Quién es capaz de leer esta novela y no enamorarse de Thomas? Creo que hasta mi padre se enamoraría de él.

“Dale a tu padre recuerdos míos. Quizá incluso deberías darle un beso en la frente. Me gustaría estar de buenas con él, especialmente cuando le informe de que estoy totalmente enamorado de su hija”.

¡Esto es un buen personaje masculino, señoras y señores! Kerri ha sabido crear un personaje masculino que sea sarcástico sin pasarse de la raya, gracioso sin intentar serlo, adorable sin ser ñoño, inteligente sin pasarse de exasperante… En resumen, ¿puedo casarme con Thomas? ¿Sí? Gracias 🙂

“No, Wadsworth, enviar un riñón por correo es algo muy común. Yo lo hago al menos tres veces a la semana para mantenerme a la moda”.

Es cierto que un primer momento lo miraba recelosa porque no sabía bien por dónde iba a salirnos nuestro querido Thomas. Mi primera impresión de él fue la de un chico un poco arrogante que iba de sobrado por la vida porque sabía que era listo y astuto. Pero, aunque es cierto que es muy listo y muy astuto… y también muy observador y un poco arrogante, no lo es de una manera que caiga mal o que resulte insoportable. Como ya he dicho, Kerri ha sabido crear un personaje maravilloso y, al igual que sucede con Audrey Rose, NO pretende que sea perfecto.

El siguiente párrafo contiene spoilers:

Es cierto que uno de mis mayores miedos durante la lectura era que Thomas fuese Jack el destripador. Por un lado pensaba: “Sería demasiado obvio y destrozaría muchos corazones…”, pero luego pensaba: “Pero ¿y si por ese mismo motivo la autora ha decidido que sea él el asesino?”. Estuve divagando por ese hilo de pensamiento durante varios capítulos, pero no porque sospechara realmente de él, sino por miedo a que mi deducción fuera incorrecta y Kerri me asestara un golpe fatal en el corazón.

-Nathaniel Wardsworth.

No me preguntéis por qué, pero desde el primer momento que intervino este personaje y lo describieron físicamente, en mi mente siempre aparecía la imagen de Will Tudor. Sí, para mí Will Tudor es el Nathaniel perfecto.


El siguiente párrafo contiene spoilers:

Nathaniel es el motivo por el que le he dado un 4’5 de 5 al libro y no un 5 de 5. Y no, no es porque me parezca un mal personaje, ¡todo lo contrario! El motivo es que, desde más o menos la mitad del libro, yo ya tenía bastante claro que él era el asesino… 😦 Pero eso no fue motivo para que no siguiera devorando el libro con avidez, en absoluto. Creo que Nathaniel tenía todas las papeletas para ser Jack el destripador y, aunque ya lo veía venir, me gustó mucho la manera en que Kerri explicó sus motivos y demostró lo loco que estaba… Más o menos como Víctor Frankenstein cuando creó a su monstruo.

-Edmund Wardsworth.

El padre de Audrey y Nathaniel.

El siguiente párrado contiene spoilers:

Aunque la autora intentó crear indicios que apuntaban directamente a que Edmund era Jack el destripador, yo casi nunca dudé de él (sólo sospeché cuando la historia estaba empezando a formarse, pero seamos sinceros: sospechaba de todos los personajes en esos momentos jajaja). Simplemente lo veía como un hombre que habría sufrido mucho la pérdida de su mujer y que, siguiendo el pensamiento de la sociedad de esa época, quería que su hija siguiera las normas impuestas por dicha sociedad.

-Jonathan Wardsworth.

El tío de Audrey y Nathaniel.

El siguiente párrafo contiene spoilers:

Otro personaje del que nunca sospeché. No me preguntéis por qué, ya que es cierto que tenía muchas papeletas para ser el asesino, pero no sé… cuando lo encerraron por ser sospechoso de ser Jack el destripador, tuve claro al 100% que él no era el asesino; pero incluso antes de ese hecho tampoco sospeché de él… simplemente por una corazonada en realidad. Dejando eso de lado, Jonathan me pareció un personaje moderno para su época, ya que apoyaba la decisión de Audrey de estudiar medicina forense (recuerdo que no hay que olvidar la época en la que se desarrolla la historia).

-William Blackburn.

El siguiente párrafo contiene spoilers.

Si bien he dicho que casi no dudé de ninguno de los personajes salvo al principio de la historia, con Blackburn ni siquiera eso. O sea, no me pegaba como asesino, daba igual las vueltas que le diera, simplemente veía a un personaje que serviría para dar juego y que tendría cierta relevancia en la historia. Y no me equivoqué 🙂

En cuanto a la autora sólo tengo palabras de elogio para ella. Se nota a legua que se ha informado muchísimo respecto al tema de Jack el destripador (tanto del personaje en sí como de las víctimas y de los hechos que tuvieron lugar y las fechas) y ha sabido darle su toque personal añadiendo y cambiando algunas cosas según le convenía más a la historia.

En fin, lo único que puedo hacer es recomendaros esta lectura porque, de verdad, es una maravilla y no os dejará indiferentes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s