“Piratas del Caribe: La venganza de Salazar”

17015800_10154981836668830_529268610073059017_o.jpgTítulo original: “Pirates of the Caribbean: Dead Men Tell No Tales”

Título en España: “Piratas del Caribe: La venganza de Salazar”

Fecha de estreno: 25 de mayo de 2017

Distribuidora: Disney

Directores: Joachim Rønning, Espen Sandberg

Protagonizada por: Johnny Depp, Geoffrey Rush, Javier Bardem, Kaya Scodelario, Brenton Thwaites y Orlando Bloom.

Puntuación: 10 / 10

Después de seis años de espera, ¡por fin se ha estrenado “Piratas del Caribe: La venganza de Salazar”! ¡Y no he podido salir más contenta después de verla!

Aunque la cuarta entrega no me volvió loca, tampoco me disgustó. Lo peor que tuvo fue la aparición de Penélope Cruz, la cual no aportó absolutamente nada a la película. Sólo consiguió aburrirme y enervarme a niveles estratosféricos. Pero, a pesar de eso, la historia me resultó entretenida y la aparición de las sirenas también me gustó bastante. ¿Por qué menciono la cuarta película si esto es una reseña de la quinta? Porque temía que la quinta entrega fuera otra “decepción”, ¡pero no ha sido así! Me atrevo a decir que esta película es mi segunda favorita de toda la franquicia, superándola solamente la primera entrega.

Bien es cierto que no todo ha sido perfecto, de hecho he encontrado un par de “patinazos” en el guión que os mencionaré más adelante. Pero primero voy a empezar por las cosas que han hecho que esta sea mi segunda película favorita de “Piratas del Caribe” (va a haber spoilers, estáis avisados).

-Johnny Depp.

Como era de esperar, Johnny Depp vuelve a demostrar por qué Jack Sparrow es el pirata más querido de todos los tiempos; y es que Depp vuelve a derrochar ese carisma y ese descaro tan característicos del pirata y nos regala unos momentos muuuuuy divertidos. Porque seamos sinceros, ¿cuántos de vosotros iríais a ver una película de “Piratas del Caribe” si Depp no estuviera?

He oído a gente quejarse de que Sparrow está “desganado y desgastado” en esta película.

Yo no lo he visto así en ningún momento. Es cierto que al comienzo de la película nos encontramos con un Jack que está tocado y hundido, ¡pero es normal! A ver: ha perdido a su tripulación, no tiene barco, no tiene dinero… está “acabado”, así que se refugia en el alcohol hasta que se ve involucrado en una nueva aventura. Ahora pensemos con la cabeza, ¿de verdad esperaban que después de Dios-sabe-cuánto-tiempo bebiendo alcohol sin parar Jack volviera a estar lúcido de repente? ¡Obviamente necesita unas cuantas escenas antes de volver a ser el Jack de siempre! Sí, ese Jack gracioso y liante. Así que, por favor, pensemos un poco.

Y es que Depp consigue hacer algo muy difícil: resultar gracioso sin llegar a ser pesado. Así que sólo me queda darle las gracias a Johnny Depp por traer una vez a la vida al que es, por excelencia, mi personaje cinematográfico preferido.


-Kaya Scodelario.

Reconozco que pensaba que no me iba a gustar nada Scodelario, ya que su actuación en la saga de “El corredor del laberinto” me pareció horrible. Pero ha conseguido sorprenderme y su personaje se ha convertido en mi segundo preferido por detrás de Sparrow.

Kaya Scodelario interpreta a Carina, una joven astrónoma muy lista y con un carácter firme y fuerte. Si bien es cierto que Elizabeth Swann nunca llegó a gustarme, con Carina me ha sucedido todo lo contrario: desde el primer momento supe que amaría su personaje.

Sin duda alguna ha sido una gran incorporación al reparto y, si hacen más películas (yo espero que sí, y más después de la escena post-créditos), me encantaría volver a verla.

-Geoffrey Rush.

Quizá lo que más me ha llamado la atención de Barbossa en esta película es que, por primera vez, lo vemos en una tesitura diferente a la que estamos acostumbrados. O sea, tenemos al Barbossa de siempre, pero llega un momento en el que deja de ser simplemente un pirata para convertirse en un padre. Es cierto que en ningún momento llega a interactuar como tal pero, desde el momento en el que descubre que Carina es su hija, ya vemos un cambio en él.

El hecho de que se sacrificara para que Carina pudiera vivir fue algo que me llegó a la patatita y sólo ruego porque lo traigan de vuelta.

-Efectos especiales.

¡Los efectos especiales en esta entrega son espectaculares! Pero es algo a lo que estoy acostumbrada con estas películas. “Piratas del Caribe” para mí siempre ha destacado por sus maravillosos efectos especiales.

-Aparición de Will y Elizabeth.

Sí, me hizo muchísima ilusión volver a verlos (sobre todo a Will).

Es cierto que Elizabeth nunca me llegó a gustar (como ya he dicho antes), pero aun así forma parte del elenco original y verla, aunque fuera durante un par de minutos, fue maravilloso. Will, por otro lado, sí que me gustaba bastante… también me exasperaba a veces, pero me gustaba el equipo que formaba con Jack (aunque se llevaran a matar algunas veces). Así que me ha encantado verlo de nuevo y, si hay más entregas, espero de corazón que vuelva.

Ahora bien, antes de pasar a los errores de guión que he visto, voy a mencionar otra cosa:

-Javier Bardem.

Al 90% de la población española le ha súper-mega-hiper-ultra encantado el trabajo que ha hecho Javier Bardem. Y digo española exclusivamente porque son las únicas críticas que he visto que ensalzan de manera exagerada su trabajo. He llegado a leer críticas que dicen literalmente lo siguiente: “Depp está agotado, pesado y repetitivo; sin nada nuevo que aportar. El peso recae esta vez sobre Javier Bardem, quien logra salvar la película. El resto de actores tampoco destaca”, o “Javier Bardem es la gran sorpresa de la película, ya que logra conquistar al espectador con su actuación; cosa que no podemos decir de Depp”, o “Bardem logra robarle el título de ‘rey de la película a Depp’”.

A ver, a ver, a ver, voy a reírme un rato y luego escribo… JAJAJAJAJAJAJA. ¿Cuánto le han pagado a esta gente para que digan eso? Y digo pagar porque, curiosamente, las críticas que intentan hundir a Depp y ensalzar a Bardem son de “críticos expertos españoles”. Si vais a buscar reseñas de gente que “no son expertas” (como yo), ninguno opina igual.

Es cierto que no voy a decir que Bardem lo haya hecho mal, porque sería mentira. No es un secreto que yo no soporto ni a Penélope Cruz ni a Javier Bardem, pero eso es tema aparte y lo que estoy haciendo aquí es juzgar su trabajo como actor; y como actor lo ha hecho bien (no puedo decir lo mismo de su querida esposa en la entrega anterior). Ahora bien, tampoco nos pasemos. Salazar no es un gran villano, ni tampoco va a ser recordado cuando pasen los años: es un buen villano, sin más. ¡Davy Jones sí era un gran villano para mí! ¿Pero Salazar? Normalito.

Y ahora voy a decir algo que seguramente haga que los palmeros de Bardem me apedreen: Bardem intenta jugar al mismo juego que Depp, pero le sale mal. ¿Qué quiero decir con esto? Que quiere hacerse el gracioso, pero no lo consigue.

1. Javier Bardem dijo que fue elección suya hacer de un pirata ANDALUZ.

Vamos a ver, corazón mío, tú que ya de por sí tienes un acento español de tres pares de narices, no digas que vas a poner encima acento andaluz. No por nada, simplemente porque tú no eres andaluz, tú no sabes poner acento andaluz… ¡y menos mientras hablas en inglés! ¡Si querían un pirata andaluz que hubieran llamado a Antonio Banderas! Ver la película en versión original y oír a Bardem hablar es similar a que te metan un taladro en los oídos, lo digo sinceramente. Pero, ¿por qué quería Bardem hacer de andaluz? Para hacerse el gracioso. ¿Lo logra? No.

2. Intenta hacer reír al espectador.

Algunas frases que dice Salazar son pronunciadas de una manera que se nota a legua que su propósito es provocar las risas del espectador. ¿Lo logra? Sí, pero no porque sea gracioso, sino porque resulta ridículo. ¡Tú no puedes llamar a Jack Sparrow diciendo “Jack Ezparrouuu”! Primero, porque suena ridículo; y segundo, porque parece que es que los andaluces no sabemos hablar ni pronunciar bien el nombre de Jack Sparrow.

Sinceramente lo digo, yo creo que tanto Penélope como Javier están un poco obsesionados con Johnny Depp. Yo entiendo que sean amigos y todo lo que queráis, pero es que la propia Penélope intentó jugar también a hacerse la simpática y graciosa en la cuarta entrega y lo que dio fue pena. He aquí un consejito de mí para ese matrimonio tan simpático: dejad de intentar haceros los graciosos, porque no lo sois; y yo os digo el por qué no os funcionó a ninguno vuestro juego: porque os falta algo que Depp sí tiene, y es carisma. De nada.

Otra cosa que no entiendo es por qué los “críticos expertos de España” tienen la necesidad de intentar hundir a Johnny Depp para así ensalzar a Javier Bardem. O sea, ¿no saben hablar bien del trabajo realizado por Bardem sin tener que quitarle mérito a Depp? ¿Por qué tienen que ir unidos ambos nombres? No es ningún secreto que Johnny Depp es mi actor favorito, pero yo no tengo la necesidad de hundir a otros para defender su trabajo. De hecho, ya he dicho que Depp está brillante y que Bardem lo hace BIEN. Y cuando Depp hace un trabajo que no me resulta bueno, no tengo ningún problema tampoco en decirlo. Porque cuando juzgamos una película hay que ser OBJETIVOS; y, objetivamente hablando, Bardem no lo hace mal, pero tampoco vengamos aquí a ponerlo como si hubiera salvado toda la película, o como si su papel fuera lo mejor del mundo, porque no es así. En absoluto. Es un personaje más, fin.

Ahora bien, voy a pasar a los errores que he encontrado en la historia:

-La brújula.

Para empezar, es imposible que un pirata le diera la brújula a Jack… ¿Sabéis por qué? Porque si escarbamos en nuestra memoria, recordaremos que Tía Dalma (Calypso) le dijo a Jack en la segunda película que si no le servía la brújula que ella le vendió. ¡Fue ella la que le dio la brújula a Jack! A no ser que hubiera algún momento en la vida de Jack en el que éste perdiera la brújula y luego Calypso se la volviera a dar. Me resultaría raro, pero bueno, es la única explicación que le encuentro que tenga sentido.

-Las edades de Carina y Henry.

Will y Elizabeth tuvieron a Henry después de la tercera película. Henry y Carina tienen más o menos la misma edad, por consiguiente, Carina debería haber nacido también en la época de la tercera película…

A mí esto no me cuadra. Barbossa por esa época era capitán de la Perla Negra, un pirata, viviendo su amada vida de pirata… no hay cabida para ninguna Margaret por ahí. La lógica dice que Barbossa tuvo a su hija mucho antes de que todo esto sucediera, no cuando él estaba en pleno apogeo de su vida pirata.

Puede ser que simplemente dejara embarazada a una prostituta, pero dudo yo mucho que Barbossa se preocupara por seguir el embarazo de dicha prostituta si luego iba a dar a su hija en adopción… no cuadran las cosas.

Pero ahora pasemos al final:

Aquí tengo que reconocer que, justo en el momento en que Will y Elizabeth se reencontraron, empecé a notar que iba a llorar… y cuando Jack se subió a la Perla y el final de la película fue prácticamente igual al de la primera entrega, ahí ya fue cuando me emocioné del todo y empecé a llorar como una tonta. Pero tampoco me sorprendió, ya que yo siempre lloro con los finales de “Piratas del Caribe” (¿qué pasa? He crecido con estas películas, son parte de mi vida y me emociono, ¿algún problema? Jajajaja).

Por una parte me pareció un final cerrado (por eso me entraron más ganas de llorar aún), pero también sabía que Disney había dicho que mientras tuvieran historias que contar y Depp quisiera volver, seguirían haciendo películas. Así que me esperé hasta el final de los créditos porque sabía que tenía que haber una escena después (como es costumbre en esta franquicia)… y efectivamente. Después de esa escena post-créditos queda claro que la película tiene un final ABIERTO. ¡Tan abierto como que Davy Jones ha vuelto! Y sí, me dio alegría, porque Jones es el villano que más me ha gustado a mí de todas las películas.

Ahora bien, ¿por qué ha vuelto Jones? O mejor dicho: ¿Cómo? Supongo que tiene algo que ver con el hecho de que el tridente de Poseidón anula cualquier maldición del mar. Davy Jones estaba maldito y murió por esa maldición; al anularse quizá ha vuelto a la vida y por eso fue capaz de pisar tierra firme y entrar en la habitación de Will y Elizabeth. Lo que no explica es el hecho de que tuviera tentáculos aún…

Otra teoría (que fue la primera que me vino a la cabeza) es que el hecho de que Jack traicionara a la brújula no sólo liberara a Salazar, sino también a Davy Jones. Recordemos que los mayores miedos de Jack son perder su vida pirata y perder literalmente su vida. ¿Quiénes son los dos villanos que han amenazado ambas cosas? Salazar y Jones. Así que puede que haya sido una especie de 2×1…

En fin, sólo me queda decir que: ha sido un peliculón, que me ha súper encantado, que rezo y rezo y rezo para que hagan más películas, y que quiero votar a Jack Sparrow para presidente jajajajaja.

Y ya sabéis, nunca perdáis de vista el horizonte… ¡brindad compañeros, yo ho!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s